Seguidores

martes, 9 de junio de 2015

¿Cómo hacer unos huevos fritos perfectos?

La mala fama los precede y  con esto quiero decir que el huevo frito cuando se echa en la sartén da igual el aceite que pongas, porque llegado un punto deja de absorberlo, al contrario que la tortilla  que hace efecto esponja y chupa y chupa... nunca para de absorber aceite.
Lo primero que debo decir es que los ingredientes deben ser de primera calidad al igual que la compañia para comértelos:
  • Huevos frescos
  • Aceite de oliva extra
  • Ajos
  • Sal
  • Pan cateto hecho con leña.
1º- En una sartén (que no se pegue) echamos abundante aceite 4-5 dientes de ajos rajados y con la piel, cuando empiece a burbujear, echamos un par de huevos cascándolos y abriéndolos sobre el aceite de la sartén . dejamos 1-2 minutos sacamos y le ponemos una pizca de sal a cada uno.
 El huevo frito ideal es aquel que mantiene líquida la yema y los extremos de la clara cuajada empiezan a estar quemados o 'crujientes' a lo que yo llamo  "puntillas".
 Los podemos acompañar con beicon de pavo a la plancha











Este cuadro pertenece a la categoría de pinturas conocidas por "bodegones" o "cocinas", consideradas como el más bajo escalón del arte. Esto no impide que Velázquez, no tuviera intenciones simbólicas que enaltecieran esos, al parecer, groseros temas; ello entraría, por otra parte, en su carácter irónico, amigo de la paradoja.